Javier Moya Rufino / Puerto Moral

 

El Belén Viviente de Puerto Moral sigue superándose y logrando récord un año más en cuanto al número de visitas. Tras el salto importante a cuatro días y celebrar el belén durante el Puente de la Inmaculada en la pasada  edición las visitas alcanzaron las 7000 personas. Hasta ese momento el belén siempre era de viernes a domingo y el fin de semana siguiente al pasado puente festivo. En este 2017 con las mismas circunstancias de cuatro sesiones y en citado Puente las visitas han superado de forma considerable las 7000 visitas, siendo la jornada festiva del viernes día 8 la más concurrida con casi la mitad del total de visitas de los cuatro días. Una visita que es gratuita desde la primera edición. El balance oficial del Ayuntamiento es muy positivo y trabajan ya en la octava edición pensando en continuar y hasta con posibles novedades.

CONCURSO FOTOGRAFÍA #BELENVIVIENTEPUERTOMORAL2017

Segundo premio: Luis Carlos Romero Bomba

Segundo premio: Luis Carlos Romero Bomba

 

 

Primer premio: Ángel Sanchez (@alsanchez90)

Primer premio: Ángel Sanchez (@alsanchez90)

CRÓNICA DEL 10 DE DICIEMBRE

Puerto Moral cierra este domingo su VII Belén Viviente seguramente con récord de visitantes  

 

La sesión del viernes es seguramente la más multitudinaria al ser festivo, próximo al fin de semana y por la cercanía geográfica de las migas solidarias de La Umbría

 

El buen tiempo y la expectación que levanta cada año el belén son claves. Como el año pasado se mantienen los tres días de noche y el domingo de día durante el Puente para conservar el salto cuantitativo del 2016 con más de 7000 visitas para un pueblo de 300 habitantes 

 

 

Javier Moya Rufino / Puerto Moral

 

La localidad serrana de Puerto Moral está disfrutando desde el pasado jueves por la noche y hasta este domingo con su última sesión, en este caso de día, de su afamado y esperado Belén Viviente.

 

A día de hoy el Belén Viviente de Puerto Moral es sin duda el más famoso y esperado en la Sierra, aunque son una decena de pueblos los que organizan su belén, siendo en algunos casos más recientes y en otros con muchos años de vida.

 

Cada uno de ellos es distinto, original, bonito y con visitas muy recomendables. Pero el Belén de Viviente tiene algo especial; el entorno, los niños, los detalles cuidados al máximo, muchas escenas, recorrido y que en general gusta mucho al público, haciendo que cada año vengan más visitantes. La masiva afluencia hace que sean muchos los vehículos presentes durante el belén, siendo la única preocupación para el  Ayuntamiento, aunque hay vigilantes de seguridad para controlar el tráfico y un número importante de aparcamientos. Incluso cada día está asegurada la presencia de varios autobuses de pueblos andaluces para el que muchos visitantes consideran el gran belén viviente de la Sierra.

 

El belén se celebra como el pasado año durante tres noches y el domingo como despedida a mediodía. En 2016 se dio un salto cuantitativo importante al pasar de tres a cuatro días y de un fin de semana normal al Puente de la Inmaculada.

 

Realmente es difícil saber el número exacto de visitantes porque la entrada sigue siendo desde la primera edición gratuita. Este año sólo de cobrará por lo ofrecido justo a la entrada, hasta el pasado año encima gratis, y aun así a un bajo precio para mantener el belén e incluso para causas sociales de la Sierra y municipio. Pese a todo las estimaciones del pasado año, con una persona dedicada solo a eso, aseguran que hubo más de 7000 visitas, siendo normalmente la primera y segunda jornada las más concurridas.

 

La mayoría de asistentes ya lo conocen, pero les gusta tanto que repiten e incluso muchos hacen doble visita, la de noche, más entrañable, y de día, este domingo, donde los detalles se aprecian mucho mejor.

 

El belén es organizado por el Ayuntamiento de Puerto Moral, pero con la colaboración de todo el pueblo, pequeño en población y grande en iniciativas singulares en la Sierra, y en especial con la ayuda de las asociaciones de mujeres la Espiga y de la Cabalgata de Reyes Magos, siendo cada 5 de enero en la Sierra la más madrugadora en la comarca al salir a las doce del mediodía.

 

El belén se organiza con un duro trabajo las semanas antes. Reuniones informativas, reparto de escenas entre las familias participantes y de casi el centenar de niños que dan vida a las escenas, montaje del belén en el entorno del barranco de La Madrona, precioso paraje natural a la entrada del pueblo que durante el año sirve como merendero y zona de paseo.

 

El recorrido es circular y hay momentos donde pasas por puentes de madera, se aproxima al barranco, existencia de estanques naturales, paredes de piedras, huertos… y sin duda el tramo final, más amplio, es donde más personas se congregan.

 

El acceso es libre y gratuito, pero la organización ruega una ayuda económica (la voluntad de cada uno) para los gastos del belén e incluso ayudas y causas benéficas que pronto se darán a conocer.

 

La satisfacción de quiénes ven el belén es alta y las caras de alegría y satisfacción, tanto de niños como grandes, es el orgullo de la organización que cada año cambian las escenas, tanto de ubicación, contenido, personajes e incorporan algunas nuevas. En total son una veintena de escenas, conservando la esencia clásica de un belén (escenas bíblicas), más el encanto de los niños y cuidado al máximo de todos los detalles. Los figurantes, casi el centenar, son niños y jóvenes de Puerto Moral y de algunos pueblos cercanos, ya sea por amigos o familiares con vínculos con este pueblo panzurraco. Como anécdota Puerto Moral, aunque es pequeño en población (unos 300 habitantes), es una de las localidades andaluzas con la población más joven de media. De ahí que el futuro del Belén Viviente de Puerto Moral está asegurado.